RADIO SONORA NUMERO 1 EN COSTA RICA

RADIO SONORA NUMERO 1 EN COSTA RICA
DE UN CLICK EN LA IMAGEN Y ESCUCHE EL AUDIO DE RADIO SONORA 700 AM

¿TEMAS POR LOS QUE EL PUBLICO INGRESA A NUESTRA PAGINA ?

RADIO SONORA 700 AM

TEMAS MAS LEIDOS EN LA ULTIMA SEMANA

ESCUCHE RADIO SONORA POR INTERNET

ESCUCHE RADIO SONORA POR INTERNET
DE CLICK EN LA IMAGEN Y ESCUCHE EN VIVO RADIO SONORA

RADIO SONORA 700 AM

RADIO SONORA  700 AM
ESCUCHENOS EN INTERNET www.radiosonoracr.com

EL TIEMPO EN SAN JOSE, COSTA RICA

PROGRAMA QUE SE TRANSMITE DESDE 1995 EN COSTA RICA. ESCUCHELO EN RADIO SONORA 700 AM. DE LUNES A VIERNES DE 9 AM A 12 MD. DIRECTOR WALTER EDUARDO RODRIGUEZ CAMPOS TELEFONOS: 22442727 - 87151515

ESCUCHE RADIO SONORA EN VIVO 24 HORAS AL DIA

ESCUCHE RADIO SONORA EN VIVO 24 HORAS AL DIA
DE CLICK EN EL LOGO DE RADIO SONORA

ARCHIVO DE TEMAS

martes, 30 de septiembre de 2008

LOS PREMIOS DE INGRID BETANCOUR


Yadira Calvo 

    El 2 de julio, mediante una operación militar, el gobierno colombiano liberó a 15 personas prisioneras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), una agrupación terrorista que vive del narcotráfico, el terrorismo, el secuestro y la extorsión. Entre ellas había once militares, tres ciudadanos estadounidenses y la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, que había estado secuestrada durante más de seis años.

    El 12 de enero, otras dos mujeres habían sido liberadas por una misión humanitaria del gobierno venezolano y de laCruz Roja Internacional: Consuelo González, la ex candidata a la vicepresidencia de Betancourt, cautiva durante seis años y cuatro meses; y Clara Rojas, privada de su libertad durante casi seis años y separada desde hacía dos años y medio de su hijo nacido en cautiverio.

   El 27 de febrero, se efectúa una segunda liberación: la del ex senador Jorge Géchem, la ex congresista Gloria Polanco (cuyo esposo fue asesinado por las FARC en 2005), el ex legislador Orlando Beltrán y el ex senador Luis Eladio Pérez. Uno de ellos había estado cautivo durante seis años, y los otros tres durante siete.

   Poco más de un año antes de estas liberaciones, el policía colombiano John Frank Pinchao, secuestrado el 1 de noviembre de 1998 junto a medio centenar de agentes, se escapó de las FARC tras ocho años de cautiverio, y huyó durante diecisiete días a través de la selva. Posteriormente narró su historia en un libro, Mi fuga, publicado por Planeta, cuyas ventas han sido comparadas con las del mismo García Márquez.

    No obstante las tragedias de todas estas personas, la sociedad, la publicidad, las influencias políticas o económicas, o una conjunción de todas esas fuerzas, han hecho de Ingrid Betancourt la única figura señera, antes y después de su liberación. Estando aún cautiva se la nombró “Ciudadana de Honor” de más de un millar de ciudades de más de veinte países; se le otorgó el Premio Holandés a la Resistencia, y se la nombró Presidenta de Honor del Congreso Internacional de los Partidos Verdes. Una vez liberada, siguió recibiendo importantes reconocimientos públicos: en Francia, la Legión de Honor francesa en grado de Caballero, de manos del presidente Nicolás Sarkozy; en Italia, el premio "Mujeres para la Solidaridad" y el Premio Provincia Capitale; en Viena, elWomen's World Award la declaró 'Mujer del Año 2008; y en España se le otorgó el Príncipe de Asturias a la Concordia, el más importante de todos. Según los estatutos, este premio (dotado con cincuenta mil euros y una escultura de Joan Miró) se concede a “aquella persona o institución cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad, o que haya abierto nuevos horizontes al conocimiento o se haya destacado, también de manera extraordinaria, en la conservación y protección del patrimonio de la Humanidad”.

   Aparte de los muchos méritos que tenga Ingrid Betancourt, su carrera anterior al secuestro fue meramente política, y durante el cautiverio, no parece haber realizado alguna labor significativa por estas nobles causas.Entonces, cabe preguntarse: ¿Exactamente qué hace de ella una ciudadana ejemplar? Si es por haber sufrido secuestro, ¿por qué no también Clara Rojas o Consuelo González, o John Frank Pinchao, o cualquiera de las otras personas que sufrieron situaciones parecidas? El jurado mismo nos da la clave de la respuesta: se trata de que Ingrid “personifica a todos aquellos que en el mundo están privados de libertad por la defensa de los derechos humanos y la lucha contra la violencia terrorista, la corrupción y el narcotráfico”. O sea que no se la galardona por lo que haya hecho, sino por lo que representa; y el premio mismo no es sino “un mensaje de solidaridad” hacia quienes padecen lo que ella padeció. En fin que, según se deduce del acta, no se está premiando a una persona sino a un símbolo. Qué la haya convertido en símbolo, es otro cantar. Posiblemente en esto tenga que ver todo el despliegue mediático que la ha rodeado desde el principio.

     Este carácter de representación se refuerza con el hecho de que la presidenta de Chile, junto con algunos parlamentarios italianos, estén postulándola para el Nobel de la Paz, literalmente, por ser "una sudamericana ejemplar que refleja todos los valores en los cuales la comunidad sudamericana debería creer y promover". 

    En un primer momento, tanto el Príncipe de Asturias como la posibilidad del Nobel, inducen a sentir una cierta complacencia de que se nombre o se postule a Betancourt: como mujer y como sudamericana, cumple una doble cuota entre los excluidos, por lo que con su nombre, se realiza de una ida dos mandados. Pero cuando se piensa en el carácter simbólico de que se la nimbó para justificar el premio, ya el gusto viene a menos. En vez de hechos reales de personas reales, se están reconociendo representación y reflejos. Por otra parte, si se piensa en las muchas personas que han padecido si no más, al menos tanto como Ingrid, a manos de las FARC, podríamos decir, parafraseando el refrán que “todos cardaron la lana y una sola se lleva la fama”. 

PERIODISTAS DESCONOCEN ORIGEN DE IDIOMA ESPAÑOL EN QUE ESCRIBEN

Aunque parezca increíble, muchos periodistas del mundo hispanoamericano, desconocen el origen y la evolución del idioma en que cotidianamente escriben: el Español. Más exactamente, el Castellano. 


Hay que aclarar que no hay un idioma Español, aunque exista un pueblo español. Lo que existe es un idioma Castellano, idioma oficial de España que se habla en Castilla, otras regiones españolas y en países de la América Hispánica. 
 

Por su estructura, literatura y difusión, el Castellano ocupa un lugar preferente entre los más importantes del mundo, conociéndose popularmente con el nombre de Español.

Dentro de España se hablan otras lenguas que son verdaderos idiomas independientes, como el vascuence. Otras son simples dialectos (lenguas, de acuerdo a la terminología actual). 

El nombre de la región Castilla, Castiella o Castella,significa castillos. De ahí, proviene el nombre Castellano que da origen al idioma. Por múltiples razones de carácter histórico el Castellano prevaleció sobre las otras lenguas peninsulares. 


ORIGEN DEL NOMBRE 

De acuerdo con los estudiosos españoles, en Castilla abundaban los castillos, entre los montes Cantábricos y el Duero. Se localizaba esta región entre los reinos cristianos de León y Navarra. Su dependencia era de Asturias y León. Varios condes fueron nombrados por León que gobernaron Castilla y tenían la misión de reconquistar las tierras que se habían apoderado los árabes. 

Fernán González llamado “El Terror de los Musulmanes”, logró unificar todos esos condados en uno solo. En 1027, Castilla pasó a depender de Navarra. En 1035, se erigió en el reino gobernado por Fernando I “El Grande”, quien al casarse con doña Sancha, formó el primer reinado de Castilla y León. 

El casamiento de Isabel de Castilla con Fernando de Aragón une esos dos reinos. El nieto de los Reyes Católicos, Carlos I de España ó V de Alemania, unificó totalmente los reinos de Castilla, Portugal y el moro de Granada. Siglos antes de que el idioma Castellano fuera declarado lengua oficial por los reinados de Fernando III, “El Sano” y de su hijo Alfonso X, “El Sabio”. 

En España habitada por iberos y celtas -principalmente creadores de cerdos que llevaban esos nombres-, hablaban múltiples dialectos y subdialectos, los cuales fueron arrollados por el Latín debido a la invasión de Roma a la península Ibérica, en el siglo III, A.C.  

Como los peninsulares no sabían Latín y los romanos no conocían nada de los dialectos en la región, tuvieron forzosamente que entenderse. Los romanos tomaron términos de los peninsulares y éstos del Latín, lengua vencedora, idioma formado y prestigioso, que prevaleció y poco tiempo fue la lengua también de los conquistados.  

En esa época había tres clases de Latín: Clásico, que era el de los prosistas y poetas; el Urbano que era el que empleaban los patricios y ciudadanos y el Latín Vulgar, el que usaba el pueblo. El que entró a España fue el Vulgar, llevado por los legionarios y colonos. 

Después los bárbaros, godos y árabes -estos últimos durante los ocho siglos de ocupación- dejaron huellas profundas en el vocabulario peninsular. Godos y moros influyeron en el Latín Vulgar que se hablaba en España. Poco a poco lo cambiaron. 

Para el siglo XIII el mapa logístico de España lo formaban el portugués y el leonés, al oeste; el Aragonés y Catalán, al este y el Castellano, hacia el centro, norte y sur. 

HABLAR EL ROMANCE 

En el siglo X en Castilla se comenzó a hablar el Romance, que proviene de “hablar a la romana el Latín”. Uno se llamó Romance Popular, el que hablaba la gente del pueblo; y el otro Romance Literario que apareció con la primera obra: “El Mío Cid”, en el siglo XII.


En España hasta el siglo X solo se escribió el Latín de los eruditos, pero con muchas expresiones romanceadas. En los orígenes del Romance, también estuvo presente el Árabe y el llamado Glosas. Predominó la Aljamía, escritura del Castellano, pero con caracteres arábicos. Las Glosas fueron palabras nuevas escritas en códices latinos para una mejor comprensión. 

En resumen, el lenguaje Romance evolucionó durante la época visigótica (414-711) cuando los más doctos hablaban el Romance primitivo. Durante la época asturiano mozárabe (711-920), cuando el Romance se desplazó con la Corte de Toledo a Oviedo, época en la que datan numerosos arabismos, importados en el habla popular y en la escritura. 

Vino luego la hegemonía leonesa (920-1067) con el inicio del traslado de la corte de León, época en que Castilla solo aspiraba a su independencia. Y finalmente, en esa evolución del Romance aconteció la lucha por la hegemonía castellana (1067-1140), época en que León se sojuzga y acentúa la supremacía del Romance, al extenderse la reconquista hacia el sur. 

COMO IDIOMA OFICIAL 

A Fernando III, “El Sabio”, le correspondió consagrar el Romance como idioma oficial, en 1240. Se permitió entonces redactar en esa lengua las llamadas cartas pueblas, contratos, escrituras y demás documentos públicos y privados. 

Alfonso X, “El Sabio” impuso el Romance o Castellano, haciéndolo obligatorio por ley en 1260. En el Siglo de Oro, se consolida el Castellano y se escriben importantes obras como La Celestina. Llega a su apogeo en los siglos XVI y XVII, cuando las letras castellanas alcanzan su mayor gloria y esplendor. 

En el siglo XX, el Castellano es una de las lenguas más bellas del mundo. Un 76% son voces latinas y 25% de voces prerromanas(vascuenses y celtas), griegas, germanas, árabes, hebreas y lenguas modernas. 

Hoy millones y millones de personas hablan castellano en diferentes partes del mundo, constituyéndose en el segundo idioma más hablado del planeta. 

¡Ahora sí: pueden escribir tranquilos! 

Nota: Los periodistas interesados en más detalles sobre este artículo pueden encontrarlos en la magnífica obra titulada “Historia de la Literatura Española”, de don Fermín Estrella Gutiérrez. 

¿COMPRENDEN LOS COSTARRICENSES LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN?

Resultados de  escuesta de IDESPO

  Población cree que hay libertad de expresión en el país, pero tiene diferentes conceptos de este derecho. 


• La población tiene poca confianza en las instituciones del sector público y mucha en universidades públicas y colegios profesionales. 

Juan José Arce Vargas 
pplana@colper.or.cr


La encuesta “Población Costarricense, libertad de expresión y acceso a información” divulgada esta semana por el Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional, revela datos sobre la necesidad de educar a la población en cuanto al concepto de dos derechos fundamentales, la libertad de expresión y prensa; además reitera la necesidad de las instituciones del Estado de recuperar la credibilidad ante la ciudadanía.


Entre los resultados de la encuesta, realizada entre el 11 y el 19 de setiembre a 400 personas, se señala que un 88 por ciento de los encuestados consideró que “en Costa Rica la libertad de expresión es una realidad”, sumando a quienes afirmaron que este enunciado es “parcialmente cierto” (63.2%) y “totalmente cierto” (24.8%), solo un 12% estimó que es una situación ajena a la realidad. Sin embargo, la forma de interpretación de esta libertad varía, lo cual preocupa la forma de orientar a la población sobre este derecho fundamental.

Heriberto Valverde Castro, Presidente del Colegio de Periodistas, aseguró que la encuesta confirma la percepción optimista y positiva de la población acerca del tema de la libertad de expresión, pero también se mantiene la incertidumbre acerca de cómo ejercerla.

El 26,5% relaciona la libertad de expresión como un concepto para “poder opinar, expresarse, dar a conocer lo que uno siente”; mientras que un 24,2% considera que está ligado a “la capacidad de decir y expresar lo que siente” y en tercer lugar, un sector de la población, lo ve como “tener derecho a pensar, decir y opinar”.

Entre los costarricenses se maneja un concepto erróneo de la “libertad de expresión”, porque muchas personas creen que ésta sólo es ejercida cuando se manifiestan a través de un medio de comunicación, señaló don Heriberto. 

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN 

“Por libertad de expresión se entiende la libertad de todos los ciudadanos de buscar y difundir informaciones y opiniones por todos los medios a su alcance. Por esto, tiene tanto una dimensión individual como social”, señaló, don Eduardo Ulibarri, Presidente del Instituto de la Libertad de Expresión (IPLEX).

De acuerdo a Pablo Barahona Kruguer, director ejecutivo del Observatorio de la Libertad de Expresión, existe la responsabilidad de los medios de comunicación de informar a los ciudadanos acerca de las diferencias entre libertad de expresión y prensa porque estos se han convertido en formadores, “su principal mandato no se limita a trasladar hechos sino conocimiento, implica explicar las causas y los efectos de los hechos de lo que se informa”. 

María de los Angeles Carrillo, directora del IDESPO no cree que los medios deben informar a la población sobre la libertad de expresión y prensa, si no que desde losdiferentes estamentos de la sociedad se deberían desarrollar estrategias para que la población asuma un papel más protagónico y facilitar la formación ciudadana y hacer uso de estas libertades ya establecidas.

Para don Eduardo, el Estado debe crear un marco jurídico que garantice la pluralidad de medios de comunicación y la participación de los ciudadanos para facilitar el ejercicio de la libertad de expresión como de prensa; “ambas están estrechamente ligadas y se refuerzan mutuamente; es prácticamente imposible que exista una sin la otra”.


LIBERTAD DE PRENSA


El estudio del IDESPO consultó la comprensión del concepto de “periodismo”, en cuanto si éste es sinónimo de “libertad de expresión”, 52 por ciento estuvo de acuerdo; “37.5 “totalmente cierto”  y 10.5 lo consideró “falso”.

Don Eduardo indicó que la libertad de prensa es un componente de la libertad de expresión, porque es la libertad de establecer medios de comunicación y de que estos se desenvuelvan con autonomía de poderes externos.

El estudio encontró que la “percepción de costarricenses acerca de las instancias que tienen mayor relación con la libertad de expresión” son: los medios de comunicación (30.5 %), el hogar (25.5 %), los centros educativos (18.5%) y la iglesia (12%).

Asimismo, entre los encuestados un 56% manifestó tener poca confianza en los medios de comunicación, un 35,1% creer “mucho” en ellos y un 8,8% reconoció que no considera cierto lo divulgado por los distintos medios. Estos datos se asocian al pasado estudio del Observatorio de la Libertad de Expresión (OLE) que informó que el 85% de la población nunca ha expresado sus ideas en un medio de comunicación.

Pablo Barahona de OLE considera que el Estado debe coadyuvar y recomendar, pero no puede intervenir ni exigir, “sería sumamente peligroso que se ejerza vía controles desmedidos sobre la labor de los medios. El poder descontrolado es una contradicción en un Estado Social de Derecho. El principal poder en democracia está depositado en la ciudadanía, y es a quien le corresponde involucrarse y demandar a los medios espacios”.

“En cuanto a la participación ciudadana en los medios, es algo que debe surgir de la misma libertad, del interés de los ciudadanos, de la relación de los medios con la sociedad y de la competencia entre ellos. Se trata, de facilitar esa participación, pero no garantizarla, porque implicaría cercenar la libertad de los medios a tener sus políticas editoriales. Implicaría, además, dar al Estado poderes que, fácilmente, podrían usarse para condicionar la libertad con el argumento de garantizar el acceso”, añadió, don Eduardo.

Johnny Vargas, Director Académico Relaciones Públicas y Periodismo Universidad Interamericana considera que existe responsabilidad compartida por parte del Estado y las empresas periodísticas de buscar mayor participación ciudadana en los medios de comunicación.

CREDIBILIDAD EN LAS AUTORIDADES 

La encuesta de “Población Costarricense, Libertad de Expresión y Acceso a la información” revela que un 65,9% tiene poca confianza en el Poder Ejecutivo, la Asamblea Legislativa 65.4%, también tiene bajo nivel de credibilidad los Tribunales de Justicia con un 60,6% y el Poder Judicial con un 55.6%. Son las universidades públicas y los colegios profesionales quienes tiene mayor confianza, con 65.7% y 55.8%, respectivamente.

Los resultados de la encuesta revelan que la ciudadanía no cree en las decisiones de la Asamblea Legislativa, el Poder Ejecutivo, los Tribunales de Justicia y el Poder Judicial, y aunque, las universidades públicas gozan de una gran credibilidad y regularmente la privadas con un 41% por sus decisiones, mientras un 29% no ve con tan buenos las actuaciones de esos centros universitarios públicos y un 45.9% las privadas.

Patricia Navarro Molina, Directora de la Escuela de Periodismo de la UACA, considera que para aumentar la credibilidad y confianza, es necesario fortalecer las buenas prácticas profesionales en los estudiantes, la formación ética y el convencimiento de los educandos en este proceso, “el periodista es un facilitador, un instrumento al servicio de la sociedad para aquellos que no tienen voz. Es necesario que el estudiante de periodismo entienda es no es el centro de la noticia, no se debe fomentar o promover la figura del periodista como estrella, sino como un servidor de la sociedad”.

Solo un 54% de los entrevistados cree que los medios de comunicación contribuyen a encontrar soluciones a los problemas de la comunidad o la región, frente a un 37% que no ve gran aporte en esa materia. Los que menos aportan, según la población consultada, son la Asamblea Legislativa (1.5 por ciento cada una), Partidos Políticos (2.5), Poder Judicial (2.8) y Gobierno (5.3).

En algunos círculos se cree que la pérdida de credibilidad de la población en la clase política es obra de los medios de comunicación, pero “los responsables son los político, sostener lo contrario es como culpar al mensajero por el mensaje que alguien envío. Los mediocres han convertido la política en su medio de subsistencia, cuyo principal sismógrafo es el abstencionismo”, aseguró, don Pablo.

Sin embargo, para que los medios aumenten la confianza en la población deben ser objetivos, velar por un justo y transparente control, y ser fiscalizadores en beneficio del ciudadano, expresó don Johnny Vargas de la Universidad Interamericana.

María de los Angeles Carrillo agrega que los medios deben ser más diversos, manejar la buena noticia, el equilibrio informativo, realizar investigaciones periodísticas con mayor frecuencia y el seguimiento de las notas.

De acuerdo con el estudio del IDESPO, para ser periodista son necesarias ciertas características de mayor a menor importancia: hablar con propiedad, ser veraz, calidad, ética y valores, preparación académica, objetividad, los amarillistas no son profesionales.

Además, casi un 93% de los encuestados considera conveniente que los periodistas se incorporen a su colegio profesional.