MARCHAMO CONSULTAS Y PAGO

MARCHAMO CONSULTAS Y PAGO
AQUI CONSULTE EL PAGO DE MARCHAMO 2018

RADIO SONORA NUMERO 1 EN COSTA RICA

RADIO SONORA NUMERO 1 EN COSTA RICA
DE UN CLICK EN LA IMAGEN Y ESCUCHE EL AUDIO DE RADIO SONORA 700 AM

ESCUCHE RADIO SONORA POR INTERNET

ESCUCHE RADIO SONORA POR INTERNET
DE CLICK EN LA IMAGEN Y ESCUCHE EN VIVO RADIO SONORA

¿TEMAS POR LOS QUE EL PUBLICO INGRESA A NUESTRA PAGINA ?

ARCHIVO DE TEMAS

RADIO SONORA 700 AM

RADIO SONORA  700 AM
ESCUCHENOS EN INTERNET www.radiosonoracr.com

EL TIEMPO EN SAN JOSE, COSTA RICA

INGRESE SU EMAIL Y RECIBIRA LAS ACTUALIZACIONES DE ESTA PAGINA

RADIO SONORA 700 AM

RADIO SONORA 700 AM DE UN CLICK EN LA IMAGEN Y ESCUCHE NUESTRO AUDIO EN VIVO

RADIO SONORA   700 AM  DE UN CLICK EN LA IMAGEN Y ESCUCHE NUESTRO AUDIO EN VIVO
MUCHAS FELICIDADES EN ESTAS FIESTAS DE NAVIDAD 2016

LO MAS LEIDO EN LA HISTORIA DE LA VOZ DEL PUEBLO

LO MAS LEIDO EN ESTE MES

LO MAS LEIDO ESTA ULTIMA SEMANA

viernes, 15 de septiembre de 2017

«ETERNO PRESTIGIO, ESTIMA Y HONOR» por Carlos Rey (Día de la Independencia de Costa Rica) (Himno cantado por Carlos Rey en audio y en video) Corría el año de 1852. El presidente de Costa Rica, Juan Rafael Mora Porras, acordó recibir en una audiencia especial en San José a representantes del cuerpo diplomático de la Gran Bretaña y de los Estados Unidos, así que encargó a su hermano, el general José Joaquín Mora, que organizara los actos protocolarios. Éstos incluían la ejecución, por parte de la Banda Militar, de los himnos nacionales de los países participantes. Pero como no se había compuesto aún el himno costarricense, el general Mora llamó a Manuel María Gutiérrez Flores, quien tres meses antes había sido nombrado Director General de Bandas, y le ordenó que compusiera la música del Himno Nacional. No habiendo excusa que valiera ante tan apremiante situación, al joven músico le tocó componer el himno en cuestión de días, inspirado por la comprometida musa del deber patriótico. Fue así como al mediodía del 11 de junio se oyeron por primera vez las bellas notas del Himno Nacional de Costa Rica. La letra que aquella música acompañaría habría de escribirse y descartarse tres veces antes del concurso convocado en 1903 por el presidente Ascensión Esquivel Ibarra a fin de reemplazarla por una más adecuada. El concurso, al que se le adjudicaron quinientos colones como premio, lo ganó el joven poeta José María Zeledón Brenes con el seudónimo de Labrador. Con ligeras modificaciones, su composición, declarada letra oficial del himno el 10 de junio de 1949 por la Junta de Gobierno de José María Figueres Ferrer, es la que se canta actualmente,1 como sigue: Noble patria, tu hermosa bandera expresión de tu vida nos da; bajo el límpido azul de tu cielo, blanca y pura descansa la paz. En la lucha tenaz de fecunda labor que enrojece del hombre la faz, conquistaron tus hijos, labriegos sencillos, //eterno prestigio, estima y honor.// ¡Salve, oh tierra gentil! ¡Salve, oh madre de amor! Cuando alguno pretenda tu gloria manchar, verás a tu pueblo, valiente y viril, la tosca herramienta en arma trocar. ¡Salve, patria!, tu pródigo suelo dulce abrigo y sustento nos da; bajo el límpido azul de tu cielo, ¡vivan siempre el trabajo y la paz! Quiera Dios que, así como lo que más motivó al poeta José María Zeledón a componer esa letra de su Himno Nacional fue su convicción de que las letras previas no vertían las «auténticas modalidades del alma nacional costarricense»,2 también nosotros nos convenzamos de que las letras anteriores del himno individual de nuestra vida no reflejaban la auténtica gloria del Señor nuestro Creador por no haber sido transformados a su semejanza,3 y que esa convicción nos motive a componer una nueva letra interior que redunde en prestigio, estima y honor.



Un Mensaje a la Conciencia
15 sep 17
de nuestro puño y letra
«ETERNO PRESTIGIO, ESTIMA Y HONOR»
por Carlos Rey

(Día de la Independencia de Costa Rica)
(Himno cantado por Carlos Rey en audio y en video)
Corría el año de 1852. El presidente de Costa Rica, Juan Rafael Mora Porras, acordó recibir en una audiencia especial en San José a representantes del cuerpo diplomático de la Gran Bretaña y de los Estados Unidos, así que encargó a su hermano, el general José Joaquín Mora, que organizara los actos protocolarios. Éstos incluían la ejecución, por parte de la Banda Militar, de los himnos nacionales de los países participantes. Pero como no se había compuesto aún el himno costarricense, el general Mora llamó a Manuel María Gutiérrez Flores, quien tres meses antes había sido nombrado Director General de Bandas, y le ordenó que compusiera la música del Himno Nacional. No habiendo excusa que valiera ante tan apremiante situación, al joven músico le tocó componer el himno en cuestión de días, inspirado por la comprometida musa del deber patriótico. Fue así como al mediodía del 11 de junio se oyeron por primera vez las bellas notas del Himno Nacional de Costa Rica.
La letra que aquella música acompañaría habría de escribirse y descartarse tres veces antes del concurso convocado en 1903 por el presidente Ascensión Esquivel Ibarra a fin de reemplazarla por una más adecuada. El concurso, al que se le adjudicaron quinientos colones como premio, lo ganó el joven poeta José María Zeledón Brenes con el seudónimo de Labrador. Con ligeras modificaciones, su composición, declarada letra oficial del himno el 10 de junio de 1949 por la Junta de Gobierno de José María Figueres Ferrer, es la que se canta actualmente,1 como sigue:
Noble patria, tu hermosa bandera
expresión de tu vida nos da;
bajo el límpido azul de tu cielo,
blanca y pura descansa la paz.
En la lucha tenaz de fecunda labor
que enrojece del hombre la faz,
conquistaron tus hijos, labriegos sencillos,
//eterno prestigio, estima y honor.//
¡Salve, oh tierra gentil!
¡Salve, oh madre de amor!
Cuando alguno pretenda tu gloria manchar,
verás a tu pueblo, valiente y viril,
la tosca herramienta en arma trocar.
¡Salve, patria!, tu pródigo suelo
dulce abrigo y sustento nos da;
bajo el límpido azul de tu cielo,
¡vivan siempre el trabajo y la paz!
Quiera Dios que, así como lo que más motivó al poeta José María Zeledón a componer esa letra de su Himno Nacional fue su convicción de que las letras previas no vertían las «auténticas modalidades del alma nacional costarricense»,2 también nosotros nos convenzamos de que las letras anteriores del himno individual de nuestra vida no reflejaban la auténtica gloria del Señor nuestro Creador por no haber sido transformados a su semejanza,3 y que esa convicción nos motive a componer una nueva letra interior que redunde en prestigio, estima y honor.

1María Amoretti, Debajo del canto: Un análisis del Himno Nacional de Costa Rica (San José: Editorial de la Universidad de Costa Rica, 1987), pp. 15-20; Andrés Saborío-Bejarano, «Manuel María Gutiérrez, gloria musical costarricense», Acta académica, 1 noviembre 2005 <http://www.articlearchives.com/latin‑america/costa‑rica/1011776‑1.html> En línea 5 febrero 2009; «José María Zeledón» <http://www.clubdelibros.com/esjosemariazeledon.htm> En línea 4 febrero 2009.
2«La Gaceta», 15 junio 1949, citado en Carlos Meléndez, Cincuentenario de la letra del Himno Nacional de Costa Rica (Ministerio de Educación Pública y el Museo Nacional, 1953), citado en Amoretti, p. 17.
32Co 3:18

Etiquetas