Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 14, 2017

Centroamérica amenazada. Por Venezuela podrían empezar a salir armas a granel, incluso de calibres pesados POR PABLO BARAHONA KRUGER La combinación de sucesos que la historia colombiana y venezolana viene tejiendo es tan peligrosa como obvia. Tanto que sorprende la candidez con que la inmensa mayoría de centroamericanos prefieren seguir viendo hacia otro lado, como pretendiendo que la hierba mala deja de crecer mientras dormimos. Y no es que sea nuevo que en estos países del cinturón continental, incluido el nuestro, a las noticias internacionales se preste entre poquísima y nula atención. Esa apatía no sorprende. Aquí las noticias giran en torno a sucesos y deportes con uno que otro escandalillo criollo y los típicos evidenciamientos de la subadministración pública, que se suceden como la mejor prueba de que el subdesarrollo es primero cultural y político. Solo después, económico. Cuando en El Salvador la guerrilla soltó las armas no fue para embodegarlas. De un pésimo registro, sucedido por muy “buenos” negocios, surgieron las maras. O es que alguien piensa lombrosianamente que las pandillas en esos países son producto de la maldad ingénita de una juventud perdida y sin cura. Al firmarse los acuerdos de paz, el poder de fuego no fue monopolizado por el Estado, así como tampoco fueron ocupados los espacios públicos por la cultura, la educación, la salud y el trabajo. Todo siguió igual. O más bien, debe decirse, ajustando la mira: todo siguió desigual.

OPINIÓN Centroamérica amenazada
ACTUALIZADO EL 11 DE FEBRERO DE 2017 A LAS 12:00 AM
Por Venezuela podrían empezar a salir armas a granel, incluso de calibres pesados POR PABLO BARAHONA KRUGER La combinación de sucesos que la historia colombiana y venezolana viene tejiendo es tan peligrosa como obvia. Tanto que sorprende la candidez con que la inmensa mayoría de centroamericanos prefieren seguir viendo hacia otro lado, como pretendiendo que la hierba mala deja de crecer mientras dormimos.
Y no es que sea nuevo que en estos países del cinturón continental, incluido el nuestro, a las noticias internacionales se preste entre poquísima y nula atención.
Esa apatía no sorprende. Aquí las noticias giran en torno a sucesos y deportes con uno que otro escandalillo criollo y los típicos evidenciamientos de la subadministración pública, que se suceden como la mejor prueba de que el subdesarrollo es primero cultural y político. Solo después, económico.
Cuando en El Salvador la guerrilla soltó las arma…