FISCALIA CORRUPTA AFIRMA EX-PRESIDENTE DE COSTA RICA RAFAEL ANGEL CALDERON FOURNIER / El expresidente costarricense (1990-1994) Rafael Ángel Calderón Fournier, fue absuelto por segunda vez en un proceso judicial llevado en su contra por la Caja Costarricense del Seguro Social y el Ministerio Público, al cual califica de corrupto porque, según él, siempre se ha dedicado a perseguir grupos políticos que no son los que realmente deben pagar ante la justicia. Calderón finalizó esta semana una de las etapas más complicadas de su vida, tras obtener el fallo del Tribunal de Apelación de Sentencia de Goicoechea en el que, ratifican que en ningún momento hubo pruebas para acreditar el delito de peculado que la Fiscalía le venía achacando desde el año 2004.





El expresidente costarricense (1990-1994) Rafael Ángel Calderón Fournier, fue absuelto por segunda vez en un proceso judicial llevado en su contra por la Caja Costarricense del Seguro Social y el Ministerio Público, al cual califica de corrupto porque, según él, siempre se ha dedicado a perseguir grupos políticos que no son los que realmente deben pagar ante la justicia. 
Calderón finalizó esta semana una de las etapas más complicadas de su vida, tras obtener el fallo del Tribunal de Apelación de Sentencia de Goicoechea en el que, ratifican que en ningún momento hubo pruebas para acreditar el delito de peculado que la Fiscalía le venía achacando desde el año 2004. 
“El Ministerio Público dio por sentado, con su fiscal general en ese entonces, que yo había generado todo tipo de acciones para recibir dinero a fin de que la Caja hiciera la compra de equipos médicos provenientes de Finlandia, los cuales al final, el Tribunal Penal dijo que siempre sirvieron y fueron beneficiosos para el país”, declaró. 
La Fiscalía, a cargo en esa oportunidad de Francisco Dall’Anese, acusó a Calderón Fournier judicialmente de dos delitos de peculado (favorecerse con dinero del estado en función pública), luego de que hubiesen denuncias de pagos ilícitos recibidos por el exmandatario para gestar todo el plan de compra de la Caja de los instrumentos finlandeses de la compañía Instrumentarium Medko Medical por un total de $39,5 millones (alrededor de ¢20 mil millones). 
“Todas las persecuciones, tanto personales como políticas, son las mismas y había intereses, lo peor fue que el jefe del Ministerio Público (Dall’Anese), que era un cualquierilla al que nombran fiscal general viene y se crece, quería destacar, haciéndole creer a la gente que se había estafado a la caja, obviamente el perjudicado fui yo, que había sido contratado para dar una asesoría como abogado sobre esa licitación”, añadió Calderón.



PAZ Y DESEO DE JUSTICIA

Calderón fue condenado en el año 2009 a cinco años de prisión por el Tribunal de Juicio de San José, cumpliendo además cinco meses de prisión preventiva anterior a ello, sin embargo, su defensor envió la apelación, siendo que el Tribunal acogió las impugnaciones a la condena y el expresidente obligó su libertad. Según afirma el exgobernante, la peor etapa en los doce años de proceso judicial, fueron esos cinco meses de cárcel, donde no sólo vio quienes eran sus verdaderos amigos, sino también la consolidación de su familia.
“Definitivamente mi familia fue la más afectada, porque yo no estaba ahí con ellos, fueron días muy difíciles por toda esa injusticia, en la que todos sabían que la acusación de la Fiscalía no tenía ni pies ni cabeza, porque yo tenía nueve años de haber dejado mi cargo público y se me había acusado de peculado, afortunadamente pudimos reponernos”, recordó.  Ante consulta hecha por DIARIO EXTRA, Calderón confirmó que tiene denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a todas las personas que lo llevaron en este proceso siendo acusado injustamente, como el exfiscal general Francisco Dall’Anese. 
“Estoy esperando a que la Comisión se pronuncie sobre todo lo que pasó, y posteriormente tengo valorado acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, lo que si te digo, es que yo no pienso demandar a la Caja”, puntualizó Calderón.



Comentarios