José María Villalta: 'Fallamos en la elección de candidatos a diputados'





Meses de silencio quedaron atrás y José María Villalta finalmente conversó sobre el rumbo de la fracción del Frente Amplio (FA). Con total franqueza, el exdiputado y excandidato presidencial reconoció que su partido se equivocó al elegir a sus candidatos a diputados para los comicios del 2014.
Lo dijo avergonzado por el caso de acoso sexual que envolvió al exdiputado Ronal Vargas y por el caso de presunta violencia doméstica que salpica al legislador puntarenense Carlos Hernández.
Según Villalta, pese a esos hechos, la bancada más grande que ha tenido la izquierda desde la década de los años 80 lo ha hecho bien durante lo que va el actual periodo constitucional.
El delfín político de José Merino cree que la memoria de su mentor ha sido honrada, aunque aceptó que es difícil que el partido consiga más diputados como el fallecido líder frenteamplista.
En medio de críticas a un sector de la prensa y de más halagos que reclamos al Gobierno de Luis Guillermo Solís, Villalta confesó que evalúa una nueva candidatura presidencial.
Lea el extracto de la entrevista que ofreció a La Nación el viernes pasado.
-¿A qué se ha dedicado durante estos largos meses en que entró en un llamativo silencio?
-He estado muy cerca del partido, soy parte de la Comisión Política del Frente Amplio, he participado en la definición de las grandes líneas generales que el partido toma ante los problemas del país y me he mantenido cerca de la fracción legislativa en la medida de lo posible, aconsejando a los diputados, acompañándolos en algunas de la luchas que dan y he apoyado las negociaciones de proyectos de interés.
"En realidad he estado cercano y activo en relación con las labores del partido".
-¿Siente que su liderazgo dentro del partido se ha fortalecido desde que dejó de ser diputado en el 2014 y desde que condujo al FA durante la campaña política del 2014 como su candidato presidencial?
-Yo, es que pienso que he apoyado y he promovido que el FA desarrolle nuevos liderazgos. A mí me interesa muchísimo que el FA se fortalezca como un partido que no depende de una, dos o tres personas, sino que sea un partido con muchas figuras que puedan dar la cara, que puedan ejercer puestos de representación, que se fortalezca en esa pluralidad y diversidad de voces que queremos representar.




Comentarios