El valor de la amistad  Alberto Cabezas Villalobos

El valor de la amistadImprimirCorreo electrónico
Escrito por Alberto Cabezas Villalobos   
Martes 08 de Julio de 2014 00:00
El 30 de julio se celebra el Día Internacional de la Amistad. Se trata de una relación afectiva entre dos o más personas. Es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tienen en la vida. Se da en distintas etapas, en diferentes grados de importancia y trascendencia. Nace cuando las personas encuentran inquietudes comunes. Hay amistades que se hacen rápido y otras que tardan años en nacer. Esta a veces es algo tan delicado. Al igual que la cosecha agrícola, se debe cultivar. 
Los amigos no son perfectos. En algunas oportunidades muchos llegamos hasta a traicionar a nuestras amistades, por lo que a veces nos toca iniciar nuevamente con ellos(as). A volver a desarrollar la confianza. Una de las amistades que se narra en la Biblia es la de Jesús y Judas, donde este último lo traiciona. Jesús siempre, a pesar de que Judas lo “vendió”, lo consideró como su amigo.
Somos humanos, es posible que fallemos como amigos. Pero nosotros debemos de perdonarnos.
En Nicaragua, recuerdo a mi amigo Marvin Calderón, quien me cuidó en uno de los momentos más difíciles de mi vida. Sin embargo, le daba miedo perderme en el hospital por mi estado de salud, no se atrevía a acompañarme a este lugar cuando lo necesitaba. Quiero recordar los momentos que viví con él.
Debemos hacer amistades que de verdad le agraden a Dios.
El mundo nos está poniendo modelos de amistades.
Muchos países están impulsando programas para fomentar entre ellos la amistad, tal es el caso de las naciones de China y Myanmar, quienes recientemente prometieron la cooperación entre ambas en proyectos a gran escala en los rubros de energía, minería, de gasoductos e hidroeléctrico, así como para proyectos agrícolas. Además de intercambios culturales e interpersonales y la importancia de establecer centros culturales en ambos países.
Gran cantidad de literatura lleva por nombre amistad, uno de ellos es “¡Viva la verdadera amistad! Franco y Allende, 1970-1973”, escrito por María José Henríquez Uzal que narra la historia de una relación bilateral que no solo desafió al sentido común e incluso a la ideología, también se puede considerar como una de las más positivas y dinámicas entre Chile y España durante la segunda mitad del siglo XX, al menos hasta la redemocratización chilena a partir de 1990.
En el deporte, existe la Copa Horizontes de la Amistad Tenis de Campo, este año se celebró entre 21 países del pasado 30 de junio al 5 de julio, este evento se desarrolló en La Habana, Cuba, donde también participaron costarricenses deportistas.
Existen grupos denominados Círculos de la Amistad en algunos países como España, que promueven este valor.
En el cine se fomenta la fraternidad, por ejemplo, en la excelente película “Intocable” donde se narra la historia Philippe, un aristócrata que se ha quedado tetrapléjico a causa de un accidente de parapente, contrata como cuidador a Driss, un inmigrante de un barrio marginal recién salido de la cárcel. Aunque a primera vista no parece la persona más indicada, los dos acaban logrando que convivan Vivaldi y Earth, Wind and Fire, la elocuencia y la hilaridad, los trajes de etiqueta y el chándal. Dos mundos enfrentados que, poco a poco, congenian hasta forjar una amistad tan disparatada, divertida y sólida como inesperada. Todo es cuestión de amar.
 
Author of this article: Alberto Cabezas Villalobos

Comentarios