REFORMA RECORTARÁ 56 INCENTIVOS A TODOS LOS ASALARIADOS PÚBLICOS


Ministro de Hacienda “sujeta” bolsillos contra gasto por déficit

NAC3-1-AYALES-EDGAR-2012Edgar Ayales, ministro de Hacienda, junto a Álvaro Ramos, viceministro de Ingresos, expresó la necesidad de una reestructuración en materia laboral pública. Foto: Carlos BarqueroUnos 56 incentivos para asalariados públicos es lo que pretende la reforma laboral estudiada y “entre dientes” del Ministerio de Hacienda, que recortaría así, fondos para maximizar la contención del gasto.
Así lo aseveró el ministro de dicha cartera, Edgar Ayales Esna, quien en rueda de prensa, aseveró que el estudio a la reforma pretende recortar la mayoría de los incentivos que se da a este sector, aunque explicó desconocer el monto que representaría esta contención. Sí fundamentó que sería una buena medida ante el déficit que continúa creciendo.
De acuerdo con Ayales, lo que se pretende es racionalizar el gasto en el sector laboral. “Desde hace dos años, según una directriz se congelaron las posibles nuevas plazas en el sector público, con el fin de reducir gastos, y es precisamente con esta reforma, que buscamos racionalizar al menos 56 incentivos”, acotó.
Alejandro Ugalde Núñez, abogado en derecho comercial, explicó a este diario, que entre dichos incentivos se encontrarían: anualidades (que representan un salario extra por salario recibido anualmente), dedicación única (por dedicarse exclusivamente a dicho trabajo, excluyendo la docencia), así como la convención colectiva y la bonificación.
“Hay que recordar que todo depende de la institución, por ejemplo la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) da bonificaciones de entre un 25% y un 30% sobre el salario por contraer matrimonio, incluyendo vacaciones de al menos 15 días, es decir, que sí el funcionario gana un millón de colones, su bonificación, siendo el caso, llegaría a los ¢300 mil”, dijo el abogado.
Y es que a pesar de las medidas que se vienen desarrollando con tal de mitigar la deuda de Gobierno, las cuentas no cierran, tan solo el déficit fiscal que enfrenta el país llega a los ¢486 mil millones, es decir ¢30 mil millones más al cierre del primer semestre.

ANEP REACCIONA CON GUERRA

Después de lo dado a conocer por Hacienda, las reacciones a voz de Albino Vargas Barrantes, secretario general de la Asociación de Empleados Públicos y Privados (ANEP), indicó que la aseveración del estudio por reforma es provocar al sector.
“Están declarando la guerra, y el refrán popular dice: ‘guerra es guerra’, esto como una provocación y una señal de alerta. El sector está cansado de este Gobierno en materia tributaria, cree que eliminando unos cuantos incentivos van a resolver un problema estructural”, sentenció Vargas.
Entre tanto, ANEP también indicó no ver con sentido empobrecer más a los trabajadores y deteriorar aún más los derechos laborales, mientras que sectores financieros y empresariales poderosos siguen de ‘fiesta’. “Retamos a Ayales para que discutamos una reforma estructural y no esta provocación”, puntualizó.
Cabe recordar, que el pasado 26 de junio, dicho sindicato protestó contra este Ministerio por posible recorte en educación, salud y seguridad.

Comentarios