Villalta: “Este gobierno va en la ruta de la descomposición”

 Cuando llega la mitad de la gestión de la administración Chinchilla Miranda, el diputado José María Villalta, se mostró desesperanzado y decepcionado del trabajo realizado por el gobierno.

Sobre lo que visualiza en los próximos dos años de gestión, Villalta Florez-Estrada, fue claro al señalar que “No espero nada, este gobierno va en la ruta de la descomposición, no creo que tenga capacidad ni capital político para cambiar nada, creo que va a seguir siendo más de los mismo”.

En cuanto a la gestión, Villalta hizo ver que “en primer lugar habría que recordar que Laura Chinchilla tiene seis años de gobierno, no son dos años, son seis porque ella ocupa uno de los máximos puestos en el gobierno de los hermanos Arias, y se ha dedicado a darle continuidad. Es un gobierno de administración de los desastres que dejaron los hermanos Arias, de continuidad total, más de lo mismo”.

“Es un gobierno que no ha tomado la iniciativa política para mejorar nada, sino solo administrar las reformas que impulsaron los Arias, y sostener un poco de descontento social creciente por las políticas que se han venido tomando en este país”, continuó el legislador.

Para el diputado del Frente Amplio, Laura Chinchilla “definitivamente no ha tenido firmeza, si algo le ha faltado es firmeza para enfrentarse al poder económico de este país, no ha cumplido las promesas que hizo”
Villalta asegura que “no podría decir en lo personal que ella no sea honesta, pero también hay muchas formas de corrupción y está la corrupción de la que se es cómplice por tolerancia, creo que en todo caso a doña Laura habría que reclamarle que en muchos casos ha vuelto a ver para otro lado ante los grandes escándalos de corrupción que están desangrando a este país, y solo en algunos casos decide tomar acciones cuando ya es insostenible la cosa como es en el Ministerio de Obras Públicas y Transportes”.

Por último, el diputado Villalta considera que los principales errores de Chinchilla son “seguir gobernando para los ricos, abandonando a las grandes mayorías de la población, perpetuando las injusticias que han venido convirtiendo a la sociedad costarricense en una sociedad más desigual, y cada vez más violenta”.

“Creo que le ha faltado capacidad de diálogo, capacidad de escuchar a todos los actores sociales, está muy preocupada por lo que digan los grandes medios de comunicación, no ha sido capaz de romper con las estructuras de corrupción del partido Liberación Nacional, sigue arrastrando ese lastre y no ha sabido tener la valentía para impulsar medidas que realmente protejan los derechos humanos. Ee deja ella manipular por los grupos de poder como la Iglesia Católica, los grandes banqueros de este país, los hermanos Arias, y pues realmente termina haciendo un gobierno totalmente deslucido”, concluyó Villalta. 

Comentarios