PREVENIR EL CANCER EN COSTA RICA



Según el informe referente a la condición epidemiológica del cáncer en Costa Rica, que se presento el año pasado en el mes de agosto llamado, Atlas de Incidencia por Cáncer en Costa Rica entre los años 2000 – 2004, elaborado por la Caja Costarricense de Seguro Social y la Universidad de Costa Rica, el número de casos nuevos por 100.000 habitantes o incidencia se presenta con mayor frecuencia en el centro del país. Siendo menor en lugares como la vertiente atlántica, Guanacaste y zonas fronterizas con Nicaragua y Panamá. De este estudio se desprende que las patologías cancerosas más frecuentes son el de piel, útero, próstata, estómago, mama y de aparato digestivo.
Este hecho es altamente significativo si lo asociamos a que la segunda causa de muerte en Costa Rica, son las patologías cancerosas, lo que lo hace un problema de salud pública de primer orden, ya que está íntimamente relacionado, a un sin número de sufrimientos que abarcan los daños físicos, emocionales, psicológicos, espirituales y sociales.
En el abordaje de este nuevo panorama epidemiológico, se pueden implementar una serie de cambios en nuestro estilo de vida, que según los Códigos Europeos Contra el Cáncer, inician con la prevención de ciertos tipos de cáncer, mediante el mejoramiento de la salud general, los cuales citamos a continuación:
1-      No fume, si lo hace déjelo lo antes posible y si no puede dejar de hacerlo, nunca fume en presencia de los no fumadores.
2-      Evite la obesidad.
3-      Realice alguna actividad física de moderada intensidad todos los días.
4-      Aumente el consumo de frutas, verduras y hortalizas variadas, coma al menos 5 raciones al día, limitando el consumo de alimentos  que contengan grasa de origen animal.
5-      Si toma alcohol, modere su consumo a un máximo de dos ingestas diarias, si es hombre y a una si es mujer.
6-      Evite la exposición excesiva al sol.
7-      Aplique estrictamente la legislación referente a la prevención y exposición de sustancias o radiaciones, que favorezcan el desarrollo de cáncer.
8-      Hágase exámenes de detección temprana de cáncer de cuello de útero y mamografías para la prevención de cáncer de mama.
9-      Solicite a su médico una  prueba de detección de cáncer de colon a partir de los 50 años.
10-  Cumpla  los esquemas de vacuna existentes en el país.
La realización de estos códigos es importante para la prevención y detección precoz de las enfermedades cancerosas, ya que un cambio en nuestro estilo de vida o un diagnóstico temprano nos podría ahorrar muchos sufrimientos y dolor para uno mismo y nuestras familias, previniendo además un sin número de enfermedades asociados a los estilos de vida desordenados. 

Comentarios