Las personas apátridas, es decir quienes no tienen nacionalidad, podrán adquirir la condición de costarricenses tras la firma de un reglamento por parte del Canciller Manuel González y el Presidente Luis Guillermo Solís. En el mundo se calcula que hay 10 millones de personas que no tienen nacionalidad, por diferentes motivos entre ellos que un Estado se las niegue por ser hijos de extranjeros o por pertenecer a un país que desapareció por cambios geopolíticos. - Costa Rica emite reglamento que daría nacionalidad a quienes no la tienen - elmundo.cr

Costa Rica emite reglamento que daría nacionalidad a quienes no la tienen - elmundo.cr



Las personas apátridas, es decir quienes no tienen nacionalidad, podrán adquirir la condición de costarricenses tras la firma de un reglamento por parte del Canciller Manuel González y el Presidente Luis Guillermo Solís.
En el mundo se calcula que hay 10 millones de personas que no tienen nacionalidad, por diferentes motivos entre ellos que un Estado se las niegue por ser hijos de extranjeros o por pertenecer a un país que desapareció por cambios geopolíticos.
“El Estado costarricense se ha comprometido con la erradicación de esta forma indigna de sobrevivencia. El procedimiento al que nos estamos sumando, garantiza que estas personas puedan disfrutar de sus derechos humanos, empezando por los elementales como es el derecho a un documento de identidad que lo haga destinatario de deberes y derechos de un Estado”, aseguró el Canciller Manuel González.
Según el Gobierno, darle la nacionalidad a las personas apátridas permitirá que estos tengan pleno goce y respeto a sus derechos humanos.
Las personas apátridas interesadas en optar por la nacionalidad costarricense deberán cumplir con una serie de requisitos y formas, al igual que con las personas que solicitan asilo o refugio. Todos los casos se analizarán individualmente.

Comentarios